INFORMATIVO 27 Y

miércoles, 11 de julio de 2012

EE.UU trabaja en el desarrollo de nuevas armas no letales


Algunos de los proyectos presentados incluyen armas de energía dirigida, como descargas eléctricas y rayos láser

Una pistola que paraliza y deja inconsciente al enemigo varios minutos o una con un láser que quema, son algunas de las armas no letales que el Pentágono podría emplear en un futuro con el fin de disminuir a un nivel mínimo el número de bajas mortales y heridos graves.
El pasado mes de junio, se presentaron varios proyectos de armas no letales ante el Departamento de Defensa estadounidense en la base de marines de Quantico, en el estado de Virginia.
Entre los proyectos que pretenden incapacitar a enemigos se incluyó un arma que mediante impulsos eléctricos sería capaz de paralizar temporalmente a las personas, dejándolas inconscientes durante varios minutos y con la que, según el Pentágono, podrían atacar a objetivos en un tiempo récord.
Aunque con ello lograrían capturar al enemigo con más facilidad, algunas pistolas paralizantes de ese tipo ya existentes han sido susceptibles de ser utilizadas para cometer abusos contra los derechos humanos y torturas. Sobre todo en el caso de las de tipo ‘táser’, que producen descargas eléctricas, y que, a pesar de haber sido calificadas como “no letales”, han provocado la muerte de al menos 500 personas, según la organización Amnistía Internacional.
Otras propuestas fueron las de armas no letales con uso de rayos láser que podrían cegar temporalmente al enemigo o hacer que sienta un calor insoportable en su piel. Este arma también podría, según una información publicada en la página www.wired.com, tener efectos mortales sobre las células humanas.
El Programa Conjunto de Armas No Letales del Pentágono (JNLWP, por sus siglas en inglés), la agencia responsable de estos proyectos, lleva años trabajando en estos sistemas. Durante este tiempo ha propuesto alternativas no letales como pistolas que disparan una espuma pegajosa, cañones sónicos que emiten frecuencias a alto volumen y dispositivos que a partir de ondas de baja frecuencia pueden afectar a las células cerebrales de la víctima.
La mayoría de los sistemas presentados en el evento son únicamente proyectos y se desconoce si se llegarán a producir y usar o no. Sin embargo, algunos expertos ya han advertido que si el Pentágono planea emplearlas deberá garantizar antes que no causan daños irreversibles en el enemigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...